Nuestra Historia

Sposato Family Vineyards surge de la concreción del sueño de Tony Sposato, su fundador y propietario. A través de la compra de algunas hectáreas, Tony decide continuar con el legado de su abuelo italiano y de su padre. Legado que sus antepasados habían dejado trunco por razones económicas.

En el año 2013, luego de una ardua búsqueda por diferentes regiones, la familia Sposato, de nacionalidad americana, compra tierras en Mendoza, el corazón de la región vitivinícola de Argentina. La familia adquiere 100 hectáreas vírgenes en Agrelo, Luján de Cuyo por sus inmejorables características para elaborar vinos de nivel internacional.

En la actualidad, nos encontramos vinificando en el corazón de Godoy Cruz. Una antigua bodega citadina, construida en el año 1940 que mantiene intacta la arquitectura de la época e incorpora a su vez elementos de vanguardia confiriéndole un matiz diferencial.

Enólogo


Lucas Richardi
Enólogo

Lucas Richardi, se recibió en Agosto del 2013 en la universidad Juan Agustin Maza en Mendoza. En el 2008 trabajo en la elaboración de espumantes en la bodega familiar RFM. En el 2010 comenzó con un proyecto personal elaborando vinos en pequeña escala para grupos de personas que quieren tener su propio vino y aprender de su elaboración, con el cual continua hasta el día de hoy. Desde 2011 hasta 2015 trabajo en el laboratorio de investigación enológico Richardi, propiedad de su padre. Con el fin de perfeccionar sus propias técnicas y ganar experiencia realizo varios viajes y vendimias: 2009 en Bodega Flecha de los Andes, en Mendoza, 2013 en Chateau Le bon Pasteaur, en Burdeos Francia y del 2015 al 2018 en Bodega Ojo de Ibiza, en Ibiza España.

En el año 2016 se incorpora como enólogo principal de Bodega Sposato. Entusiasta por naturaleza, Lucas demuestra constantemente pasión por lo que hace lo que se ve reflejado en la calidad de nuestros vinos.